Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
ALTO/MARKETING LIMITED

Las lesiones por cortopunzantes y las exposiciones a la sangre están en aumento

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 24 Sep 2018
Print article
Imagen: Un estudio nuevo advierte que las lesiones por cortopunzantes entre los médicos están en aumento (Fotografía cortesía de Alamy).
Imagen: Un estudio nuevo advierte que las lesiones por cortopunzantes entre los médicos están en aumento (Fotografía cortesía de Alamy).
Un estudio nuevo advierte que los trabajadores de la salud experimentan un aumento de las lesiones por cortopunzantes y exposiciones a sangre y fluidos corporales (BBFE), con la tasa de lesiones por censo promedio diario (ADC) subiendo al 33,7%, en comparación con 31,7% en 2015.

Los datos de vigilancia de la exposición ocupacional, recién publicados, recopilados por el Centro de Seguridad Internacional (League City, TX, EUA) de los centros de salud en los Estados Unidos muestran que por primera vez en los 33 años desde que se lanzaron los formularios de notificación de lesiones por la Red de Información de Prevención de la Exposición (EPINet), los médicos representan el porcentaje más alto (34,2%) de trabajadores que informaron una lesión cortopunzante o pinchazo con aguja, un aumento marcado en comparación con 29,2% en 2015. Anteriormente, las enfermeras eran el segmento de trabajadores más afectados, con una frecuencia de lesiones de 33,4% en 2016 y 37,8% en 2015.

Las BBFE también han aumentado, representando 12,9% de las ADC en 2016, frente a 11,4% en 2015. Las BBFE aumentan, especialmente en la sala de operaciones (quirófano), que representan el 20% de las exposiciones departamentales. Las exposiciones ocurren principalmente en la piel sin protección de los trabajadores que no usan equipo de protección personal. En 2016, la mayoría de las exposiciones ocurrieron a través de brechas en la ropa de protección (5,3%), un aumento marcado de 2,9% en 2015. Casi el 50% de todos las BBFE ocurrieron en pacientes o salas de examen, y casi 70% involucraron exposiciones a los ojos. Menos del 6% de los trabajadores (incluido el personal de limpieza, lavandería y conserjería) indicaron que llevaban protección para los ojos durante una exposición.

El aumento de las lesiones se asocia con tres causas principales: la falla en el uso de un dispositivo médico seguro que protege contra el contacto accidental con objetos filosos y los pinchazos con agujas; la falta de activación de los mecanismos de seguridad cuando se utilizan dispositivos con protecciones contra lesiones cortopunzantes; y las prácticas de trabajo inseguras durante procesos de varios pasos, como pasar instrumentos a mano durante los procedimientos quirúrgicos. Del 30,2% de los trabajadores lesionados que reportaron haber usado un dispositivo con mecanismo de seguridad, más del 60% no activó la característica de seguridad.

"Los informes indican un uso inadecuado de dispositivos médicos más seguros, a pesar de que los dispositivos con protecciones contra lesiones cortopunzantes han estado disponibles durante décadas", dijo Amber Mitchell, PhD, MPH, presidente y directora ejecutiva del Centro de Seguridad Internacional. "Las exposiciones oculares son extremadamente problemáticas, ya que los agentes patógenos están en contacto con las membranas mucosas de alto riesgo, que también son muy susceptibles a las enfermedades infecciosas virales y bacterianas y a los organismos resistentes a múltiples fármacos".

Los trabajadores de la salud de todo el mundo experimentan millones de incidentes por cortopunzantes por año, y hasta dos tercios de estos eventos no se reportan. Han sido responsables por las infecciones con más de 20 agentes diferentes, incluidos el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus de la hepatitis B (VHB) y el virus de la hepatitis C (VHC). La mayoría de las lesiones por pinchazos de aguja no acarrean consecuencias adversas para la salud, pero existe la posibilidad de infección por microbios potencialmente mortales. La tasa de infección después de la exposición a pinchazos se ha calculado para el VIH en como de 0,3%; las cifras de VHC y VHB se han informado como de 1,7% y tan altas como 30%, respectivamente.

Enlace relacionado:
Centro de Seguridad Internacional


Print article
Italray

Canales

TI

ver canal
Imagen: Una colaboración internacional tiene como objetivo proteger a los dispositivos médicos de las amenazas de ciberseguridad (Fotografía cortesía de Shutterstock).

Una colaboración internacional se enfocará en la ciberseguridad médica

El Foro Internacional de Reguladores de Dispositivos Médicos (IMDRF; Canberra, Australia), una congregación mundial de agencias de salud, está lanzando un grupo de trabajo de armonización de la seguridad... Más

Bio Investigación

ver canal

Diseñan programa que proporciona soluciones integradas para investigación bioinformática

Dedicated Computing (Waukesha, WI, EUA), una compañía global de tecnología, informó que estará participando en el programa Intel Cluster Ready para ofrecer soluciones integradas de clústeres de computación de alto rendimiento para el mercado de ciencias de la vida.... Más
Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.