Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Please note that the HospiMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Advantech Europe

La sal puede disminuir la presión sanguínea en algunas personas

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 28 Aug 2018
Print article
Imagen: Un estudio nuevo afirma que la ingesta alta de sal puede no ser la culpable de la hipertensión (Fotografía cortesía de Getty Images).
Imagen: Un estudio nuevo afirma que la ingesta alta de sal puede no ser la culpable de la hipertensión (Fotografía cortesía de Getty Images).
Un nuevo estudio sugiere que la asociación del consumo de sodio con la enfermedad cardiovascular (ECV) es válida solo cuando la ingesta media es superior a 5 g/día, y con una ingesta menor, la relación inversa puede ser cierta.

Investigadores de la Universidad McMaster (Hamilton, ON, Canadá), de la Universidad Rey Saud (KSU; Riad, Arabia Saudita), de la Universidad Aga Khan (Karachi, Pakistán) y de otras instituciones de 21 países que participan en el estudio Prospectivo Urbano de Epidemiología Rural, exploraron las asociaciones a nivel comunitario entre la ingesta de sodio y potasio y la presión arterial (PA) en 369 comunidades y además, de la ECV y la mortalidad en 255 comunidades, utilizando la orina en ayunas para determinar la excreción de sodio y potasio en 24 horas como una medida sustituta de la determinación de la ingesta.

Durante el período de estudio, hubo un 3,8% de muertes y un 4,2% de eventos cardiovasculares, incluidos un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular y una insuficiencia cardíaca. La ingesta media de sodio y los principales eventos cardiovasculares mostraron una asociación inversa significativa en el tercio inferior de la ingesta de sodio, sin asociación en el tercio medio y una asociación positiva, no significativa en el tercio más alto. Cuando los resultados se agregaron por comunidades, el aumento en la ingesta de sodio se asoció fuertemente con un aumento de la presión arterial, y la presión arterial aumentó casi tres mm Hg por cada ½ cucharadita de sal.

Sin embargo, los ajustes por edad, sexo, país y otros factores, no generaron una asociación entre la ingesta de sodio y los ataques cardíacos, las muertes cardíacas o la puntuación compuesta. De hecho, en aquellas comunidades con menor consumo de sal, se observó la relación inversa; el aumento de la sal redujo la PA, tanto para los valores de PA sistólica como diastólica. La ingesta agregada de potasio de la comunidad, por otro lado, mostró una relación inversa en todos los países. Todos los principales resultados cardiovasculares disminuyeron con el aumento de la ingesta de potasio y parecían protectores de los eventos cardiovasculares. El estudio fue publicado el 11 de agosto de 2018 en la revista The Lancet.

“La mayoría de los estudios previos que relacionan la ingesta de sodio con la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular se basaron en información a nivel individual; las estrategias de salud pública deben basarse en la mejor evidencia. No hay evidencia convincente de que las personas con ingesta moderada o promedio de sodio necesiten reducir su ingesta de sodio para la prevención de las enfermedades cardíacas y de los accidentes cerebrovasculares”, dijo el autor principal, Martin O'Donnell, MD, de la Universidad McMaster. “Las intervenciones a nivel comunitario para reducir la ingesta de sodio deben dirigirse a las comunidades con un alto consumo de sodio, y se deben integrar en los enfoques con el fin de mejorar la calidad de la dieta en general”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS, Ginebra, Suiza) recomienda el consumo de menos de dos gramos/día de sodio como una medida preventiva contra la ECV, pero este objetivo no se ha logrado en ningún país. La recomendación se basa principalmente en datos a nivel individual de ensayos de presión arterial a corto plazo, sin datos que relacionen la ingesta baja de sodio con una reducción de los eventos cardiovasculares obtenidos de ensayos aleatorios o estudios observacionales.

Enlace relacionado:
Universidad McMaster
Universidad Rey Saud
Universidad Aga Khan
Organización Mundial de la Salud (OMS)


Print article
CIRS

Canales

Cuidados de Pacientes

ver canal
Imagen: El conjunto de electrodos implantables del sistema Stentrode (Fotografía cortesía de Synchron).

Una interfaz neural utiliza los pensamientos para controlar los dispositivos médicos

Una nueva tecnología de interfaz neural podría restablecer la comunicación en pacientes con parálisis severa debido a enfermedades debilitantes. El sistema Synchron (Campbell, CA, EUA) se basa en un... Más

Bio Investigación

ver canal

Diseñan programa que proporciona soluciones integradas para investigación bioinformática

Dedicated Computing (Waukesha, WI, EUA), una compañía global de tecnología, informó que estará participando en el programa Intel Cluster Ready para ofrecer soluciones integradas de clústeres de computación de alto rendimiento para el mercado de ciencias de la vida.... Más

Negocios

ver canal
Imagen: Se prevé que el mercado mundial de diagnóstico de cáncer de mama supere los dos mil millones de dólares en ingresos para fines de 2022 (Fotografía cortesía de Shutterstock).

El mercado de diagnóstico de cáncer de mama superará los dos mil millones de dólares en 2022

Se espera que el mercado mundial de diagnóstico de cáncer de mama registre una TCAC modesta de 4,7% entre 2017 y 2022 para superar los dos mil millones de dólares en ingresos al final del período de pronóstico.... Más
Copyright © 2000-2019 Globetech Media. All rights reserved.