Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Ampronix,  Inc

Frecuencia de ondas cerebrales predice predisposición al dolor

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 25 Apr 2018
Print article
Imagen: Un nuevo estudio sugiere que medir la frecuencia de las ondas cerebrales puede indicar la intensidad del dolor futuro (Fotografía cortesía de 123rf).
Imagen: Un nuevo estudio sugiere que medir la frecuencia de las ondas cerebrales puede indicar la intensidad del dolor futuro (Fotografía cortesía de 123rf).
La frecuencia de las ondas cerebrales alfa se puede utilizar como una medida de la vulnerabilidad de un individuo para desarrollar y experimentar dolor, según un nuevo estudio.

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Maryland (UMM, Baltimore, EUA) y de la Universidad de Birmingham (UB; Reino Unido) realizaron un estudio en 21 voluntarios para investigar la relación entre la frecuencia máxima de la actividad de la onda cerebral alfa y la corteza sensoriomotora y la intensidad del dolor, de acuerdo a lo observado por la electroencefalografía (EEG). Para el estudio, los investigadores utilizaron el modelo de dolor, dolor por capsaicina-calor (C-HP), que se sabe que induce la sensibilización espinal central en los primates.

Todos los participantes fueron inducidos a un estado de dolor prolongado durante aproximadamente una hora usando pasta de capsaicina, un ingrediente que se encuentra en los pimientos picantes, que se frotó en su antebrazo izquierdo y se calentó, dando como resultado hiperalgesia térmica, un síntoma común en el dolor crónico. Las grabaciones de EEG revelaron que aquellos que tenían una frecuencia más lenta de ondas cerebrales alfa antes del dolor informaron tener mucho más dolor que aquellos que tenían una frecuencia más rápida de ondas cerebrales alfa; y si la frecuencia alfa aumentaba durante la experiencia del dolor, los individuos informaban tener menos dolor que cuando el dolor alfa disminuía. El estudio fue publicado el 28 de febrero de 2018 en la revista Neuroimage.

“Lo que fue muy sorprendente fue que antes del dolor... la frecuencia alfa podía predecir cuánto dolor experimentarían las personas”, dijo el autor principal, Andrew Furman, MD, del departamento de la UMM de neurología y ciencias del dolor. “Esto sugeriría que podría ser que la desaceleración de la actividad alfa en los pacientes con dolor crónico no se debe al dolor, sino que estos individuos tenían una frecuencia alfa lenta desde un comienzo, y como tal eran más propensos o vulnerables a desarrollar dolor”.

Las ondas cerebrales se producen por pulsos eléctricos sincronizados de masas de neuronas que se comunican entre sí, con una velocidad medida en hercios. Se cree que las ondas cerebrales infrabajas son ritmos corticales básicos que subyacen a las funciones cerebrales superiores; Las ondas delta son ondas cerebrales lentas y ruidosas generadas en la meditación más profunda y el sueño sin sueños; las ondas cerebrales teta ocurren con mayor frecuencia en el sueño, pero también son dominantes en la meditación profunda; las ondas cerebrales alfa son el estado de reposo del cerebro; las ondas cerebrales beta dominan el estado de conciencia de vigilia normal; y se piensa que las ondas cerebrales gamma modulan la percepción y la conciencia.



Print article

Canales

Bio Investigación

ver canal

Diseñan programa que proporciona soluciones integradas para investigación bioinformática

Dedicated Computing (Waukesha, WI, EUA), una compañía global de tecnología, informó que estará participando en el programa Intel Cluster Ready para ofrecer soluciones integradas de clústeres de computación de alto rendimiento para el mercado de ciencias de la vida.... Más
Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.