Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Please note that the HospiMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Ampronix,  Inc

Deascargar La Aplicación Móvil





Reportan cetonemia prolongada en las urgencias hiperglucémicas con COVID-19

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 05 Aug 2020
Print article
Imagen: Un kit para medir el beta-hidroxibutirato como biomarcador para la cetoacidosis diabética (Fotografía cortesía de BioSystems).
Imagen: Un kit para medir el beta-hidroxibutirato como biomarcador para la cetoacidosis diabética (Fotografía cortesía de BioSystems).
La diabetes es uno de los principales contribuyentes a la gravedad y mortalidad de la enfermedad en pacientes con COVID-19; con un aumento estimado de 3,5 veces en el riesgo de muerte durante el ingreso hospitalario para pacientes con diabetes tipo 1, y 2,03 veces para aquellos con diabetes tipo 2.

La cetoacidosis diabética (DKA, por sus siglas en inglés) es un problema potencialmente mortal que afecta a las personas con diabetes. Ocurre cuando el cuerpo comienza a descomponer la grasa a un ritmo que es demasiado rápido. El hígado procesa la grasa y la convierte en un combustible llamado cetonas, que hace que la sangre se vuelva ácida. La CAD y el estado hiperglucémico hiperosmolar (HHS) son emergencias hiperglucémicas asociadas con una mortalidad sustancial y los niveles altos de azúcar en la sangre aumentan el riesgo cardiovascular (CV) en los diabéticos de edad avanzada.

Los endocrinólogos del Hospital Universitario North Middlesex (Londres, Reino Unido) y sus colegas, llevaron a cabo un análisis retrospectivo de pacientes elegibles reclutados de tres hospitales en el norte de Londres, Reino Unido, del 1 al 30 de marzo de 2020. Hubo 35 pacientes con COVID-19, que se presentaron con DKA (31,4%), mezcla de DKA y HHS (37,1%), HHS (5,7%) o cetosis hiperglucémica (25,7%) que se incluyeron y evaluaron. La mediana general de HbA1c fue de 111 mmol/mol (IFCC; punto de corte diagnóstico para diabetes ≥48 mmol/mol) y/o la presencia de cetonemia (beta-hidroxibutirato > 0,6mmol/L). La mediana de edad de los pacientes fue de 60 años, 28 (80%) tenían diabetes tipo 2, cinco (14%) tenían diabetes tipo 1 y dos (6%) tenían una diabetes de “nueva presentación”. Cuarenta por ciento eran afroamericanos, 20% caucásicos, 17% de origen étnico mixto y 14% asiáticos (6% de origen chino y 9% de origen indio).

Los científicos informaron que hubo una sobrerrepresentación de la enfermedad tipo 2 “llamativa” en aquellos que se presentaron con DKA (82%), lo que sugiere insulinopenia aguda en pacientes con COVID-19 y con diabetes tipo 2, que persistió hasta el momento del alta en 30% de los pacientes previamente no tratados con insulina. Los pacientes desarrollaron cetonemia y cetoacidosis prolongadas, con una mediana de tiempo hasta la resolución de las cetonas en la DKA de aproximadamente 35 horas (rango, 24 a 60 horas). En los casos de DKA no COVID-19, en contraste, la duración media de la cetoacidosis fue de aproximadamente 12 horas.

La resistencia a la insulina sustancial y posiblemente la insulinopenia relativa en la COVID-19 grave fue desproporcionada a la observada en enfermedades críticas causadas por otras afecciones, que podrían haber contribuido a la descompensación metabólica. El equipo señaló que el 35% de los pacientes en el estudio requirió un aumento de la infusión de insulina de dosis fija por encima de la dosis de insulina recomendada para la DKA de 0,1 unidades/kg por hora.

En conclusión, los autores informaron que la COVID-19 está asociada con emergencias hiperglucémicas con sobrerrepresentación de diabetes tipo 2 en pacientes que presentan DKA y cetosis de larga duración. El estudio fue publicado el 1 de agosto de 2020 en la revista Lancet Diabetes & Endocrinology.

Enlace relacionado:
Hospital Universitario North Middlesex


Print article

Canales

Cuidados Criticos

ver canal
Imagen: La enfermera Winnie Kibirige instala el ECGF-IS en el Hospital Kiruddu en Kampala (Fotografía cortesía de UIRI)

Sistema electrónico de infusión controlada reduce la mortalidad

Un equipo de infusión de alimentación por gravedad controlado electrónicamente (ECGF-IS) puede reducir la mortalidad asociada con las infusiones intravenosas (IV) en los países en desarrollo.... Más

Cuidados de Pacientes

ver canal
Imagen: La estación de trabajo móvil Capsa Trio (Fotografía cortesía de Capsa Healthcare)

Estación de trabajo de computación móvil mejora el desempeño de enfermería

Una plataforma de punto de atención (POC) nueva moviliza las historias clínicas electrónicas y respalda una gestión de medicamentos eficiente y exacta. La estación de trabajo móvil Trio, de Capsa Healthcare... Más

Negocios

ver canal
Imagen: En la MEDICA de este año, el MCHF presentará soluciones de vanguardia y celebrará sesiones sobre Internet de las Cosas Médicas (IoMT) (Fotografía cortesía de Prezi).

Foro de atención en salud MEDICA presentará soluciones de vanguardia

Los visitantes de la feria comercial MEDICA de este año verán innovaciones de primera línea para el progreso médico del mañana. MEDICA es la feria médica más grande del mundo con más de 5.... Más
Copyright © 2000-2020 Globetech Media. All rights reserved.