Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Ampronix,  Inc

Eventos

27 jul 2018 - 29 jul 2018
25 ago 2018 - 29 ago 2018
29 ago 2018 - 01 sep 2018

Suscripciones a pacientes pueden mejorar futuro de HCE

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 25 Jun 2018
Print article
Imagen: Los investigadores han descubierto la forma cómo las HCE se pueden reconfigurar como servicios de suscripción (Fotografía cortesía de Fotalia).
Imagen: Los investigadores han descubierto la forma cómo las HCE se pueden reconfigurar como servicios de suscripción (Fotografía cortesía de Fotalia).
Un nuevo punto de vista sostiene que las Historias Clínicas Electrónicas (HCE) se pueden reestructurar para dejar de ser meras repeticiones digitales de sus antepasados de lápiz y papel en plataformas que permitan a los médicos suscribirse a la información clínica de sus pacientes, similar a las suscripciones que hacen a los medios sociales.

Investigadores del Centro de Innovación en Atención Médica de la Universidad de Pensilvania (Penn, Filadelfia, EUA) argumentan que las HCE, una vez aclamadas como esenciales para el avance de la atención médica en el siglo XXI, han resultado en un aumento y no una disminución de la carga de trabajo del médico, contribuyen al agotamiento del médico y tienen poca injerencia sobre los pacientes en términos de una mejor calidad de atención médica. En contraste, los investigadores señalan varios ejemplos implementados dentro del Sistema Penn Health que revelan cómo los sistemas de registro se pueden reconfigurar como servicios de suscripción de noticias.

Un ejemplo de esto es cómo Penn estableció fechas automáticas de vencimiento de medicamentos para antibióticos y antiepilépticos para los pacientes hospitalizados, pero con un sistema que inicialmente requería que los médicos recordaran cuándo renovar las recetas vencidas. Como resultado, los medicamentos no se solicitaron el 10% del tiempo porque los médicos no revisaron la tabla a tiempo o se dieron cuenta de la necesidad de renovación. Para abordar esto, Penn creó una aplicación web que, entre otras características, permite a los residentes recibir notificaciones automáticas en sus dispositivos móviles: el número de renovaciones que se pasaron por alto se redujo en un tercio.

Estas notificaciones también pueden acortar el tiempo de retraso entre la disponibilidad de la información y el momento en que se usa. Un enfoque más antiguo en Penn esperó hasta que terminaron las rondas de la mañana para evaluar si los pacientes con respiradores en la unidad de cuidados intensivos (UCI) podían respirar sin ayuda. Los datos digitales ahora permiten que los pacientes sean evaluados automáticamente y que los médicos reciban indicaciones para actuar cuando los pacientes cumplen con los criterios de preparación. El nuevo proceso ha reducido las demoras por lo que los pacientes pasan, en promedio, medio día menos en los respiradores.

Otro programa de Penn monitorizó a los 30 pacientes con mayor uso de atención en uno de sus hospitales, utilizando un tablero para seguir sus necesidades, como la mejor forma de comunicarse con ellos, relacionarse con su familia y establecer servicios sociales. Un equipo multidisciplinario fue alertado automáticamente de la llegada de dicho paciente a la sala de emergencias y señaló el plan de acción en tiempo real. Un año después de la implementación, los reingresos a los 30 días y el total de días en el hospital para este grupo de pacientes disminuyeron en un 67% y un 56%, respectivamente. La Perspectiva se publicó el 24 de mayo de 2018 en la revista New England Journal of Medicine (NEJM).

“Cuando se hicieron las primeras películas, en realidad eran solo obras teatrales que se hicieron permanentes en el celuloide. Pasó un tiempo antes de que la edición de películas y los efectos especiales convirtieran las imágenes bidimensionales de la pantalla en algo más inmersivo que lo que se podía realizar en el escenario”, dijo el autor principal, David Asch, MD, MBA, director ejecutivo del Centro de Innovación en Atención Médica. “Las HCE actuales no han dado el paso que necesitan. Todavía siguen filmando obras de teatro. La atención de la salud está sufriendo hoy en parte porque las historias clínicas aún no han logrado la transformación que casi todas las otras industrias han logrado a medida que se han vuelto digitales”.

“Necesitamos ir más allá del compromiso pasivo con la historia clínica y pasar al enfoque que las personas esperan en otras partes de sus vidas; que esa información importante les llegue”, dijo la coautora del estudio, Katherine Choi, MD. “Los mismos médicos que, de camino al trabajo, reciben noticias sobre sus equipos deportivos favoritos, todavía tienen que ‘ir a la historia’ para controlar a sus pacientes. Si usted se puede suscribir a noticias sobre un equipo de fútbol, ¿por qué no puede suscribirse a la Sra. Jones en la habitación 328”?

Enlace relacionado:
Universidad de Pensilvania


Print article
FIME - Informa
Radcal

Canales

Bio Investigación

ver canal

Diseñan programa que proporciona soluciones integradas para investigación bioinformática

Dedicated Computing (Waukesha, WI, EUA), una compañía global de tecnología, informó que estará participando en el programa Intel Cluster Ready para ofrecer soluciones integradas de clústeres de computación de alto rendimiento para el mercado de ciencias de la vida.... Más
Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.