Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Please note that the HospiMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Ampronix,  Inc

Download Mobile App




Eventos

25 may 2019 - 28 may 2019
28 may 2019 - 30 may 2019

El uso de anfetaminas y opiáceos durante el embarazo está en aumento

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 18 Dec 2018
Print article
Imagen: Un estudio nuevo muestra un aumento en el uso de sustancias adictivas durante el embarazo (Fotografía cortesía de Dreamstime).
Imagen: Un estudio nuevo muestra un aumento en el uso de sustancias adictivas durante el embarazo (Fotografía cortesía de Dreamstime).
Según un estudio nuevo, un aumento de la incidencia del uso de anfetaminas y opiáceos entre las mujeres embarazadas afecta negativamente los resultados gestacionales.

Investigadores de Hennepin Healthcare (Minneapolis, MN, EUA), la Universidad de Michigan (UM; Ann Arbor, EUA) y otras instituciones, analizaron datos de la muestra nacional de pacientes hospitalizados de los EUA (NIS), una muestra representativa a nivel nacional de altas hospitalarias en los Estados Unidos, para calcular las tendencias en la incidencia, los resultados y el costo general entre los partos hospitalarios relacionados con el consumo de anfetaminas y opioides entre 2004 y 2015. Durante el período de estudio de una década, aproximadamente, se reportaron 47 millones de partos en los hospitales de los Estados Unidos.

Los resultados revelaron que 82.254 hospitalizaciones de parto informaron uno (o más) diagnósticos de uso de anfetaminas y 170.164 incluyeron diagnósticos de uso de opioides. Para 2014-15, el uso de anfetaminas complicó aproximadamente el uno por ciento de todos los partos en el oeste rural (11,2 por 1,000 partos en los hospitales); la mayor incidencia de uso de opioides maternos se encontró en el noreste rural del país, complicando casi el tres por ciento de todos los partos (28,7 por 1.000 partos hospitalarios). La mayoría de los pacientes en ambos grupos de uso de sustancias eran blancos no hispanos, de comunidades de bajos ingresos y tenían seguro público.

En general, la incidencia de nacimientos afectados por anfetaminas se duplicó durante el período del estudio, de 1,2 por 1.000 hospitalizaciones en 2008-2009 a 2,4 por 1.000 hospitalizaciones por parto en 2014-2015. La tasa de uso de opioides se cuadruplicó, de 1,5 por 1.000 hospitalizaciones de parto a 6,5. El riesgo de morbilidad y mortalidad maternas graves fue 1,6 veces mayor en las mujeres embarazadas que usaron anfetaminas que en las que usaron opioides. La incidencia de parto prematuro, preeclampsia o eclampsia, insuficiencia cardíaca o ataque cardíaco y transfusiones de sangre también fueron mayores entre el grupo de anfetaminas. El estudio fue publicado el 29 de noviembre de 2018 en la revista American Journal of Public Health.

“Se ha demostrado que el acceso temprano y adecuado a la atención prenatal para las mujeres con consumo de sustancias adictivas mejora los resultados del parto. Optimizar el acceso a la atención prenatal es un mecanismo crucial para conectar a las mujeres con los servicios que necesitan para su salud y la salud de su bebé”, dijo la autora principal, Lindsay Admon, MD, MSc, de la U-M. “Necesitamos encontrar mejores formas de prevenir, detectar y tratar el uso de anfetaminas y opioides maternos. Desarrollar programas de tratamiento que puedan llegar a las mujeres en las áreas geográficas más afectadas por estas epidemias, es clave para mejorar los resultados para las madres y los recién nacidos”.

“Hemos visto un aumento significativo en los bebés nacidos con síntomas de abstinencia de drogas. Necesitamos dedicar más recursos para prevenir y tratar el uso de sustancias en el embarazo, especialmente en comunidades rurales y de bajos ingresos”, dijo el autor principal, Tyler Winkelman MD, MSc, de Hennepin Healthcare. “Las unidades de cuidados intensivos neonatales en los condados rurales también pueden no tener la capacidad adecuada para atender a los bebés que nacen con el síndrome de abstinencia neonatal, que describe los problemas de salud que experimenta un bebé cuando se les retira la exposición a los narcóticos”.

Enlace relacionado:
Hennepin Healthcare
Universidad de Michigan



Print article

Canales

Cuidados Criticos

ver canal
Imagen: Un estudio nuevo sugiere que agregar gas hidrógeno a la ECMO puede reducir las lesiones por reperfusión (Fotografía cortesía de iStock).

Inhalación de hidrógeno es protectora para el cerebro durante los paros circulatorios

Un estudio nuevo sugiere que agregar 2,4% de hidrógeno inhalado (H2) a los gases inspiratorios administrados durante las cirugías de bypass cardiopulmonar disminuye el daño neurológico potencial.... Más

Bio Investigación

ver canal

Diseñan programa que proporciona soluciones integradas para investigación bioinformática

Dedicated Computing (Waukesha, WI, EUA), una compañía global de tecnología, informó que estará participando en el programa Intel Cluster Ready para ofrecer soluciones integradas de clústeres de computación de alto rendimiento para el mercado de ciencias de la vida.... Más

Negocios

ver canal
Imagen: Con los ataques cibernéticos, un desafío importante para las empresas, las soluciones de IA más sólidas pueden ayudar a prevenirlos (Fotografía cortesía de e3zine).

Seguridad baja en la IA expone los dispositivos médicos IoT al riesgo de ciberataques

La proliferación de dispositivos de Internet de las cosas (IoT) para la asistencia sanitaria, junto con las redes no particionadas, controles de acceso insuficientes y la confianza en los sistemas heredados... Más
Copyright © 2000-2019 Globetech Media. All rights reserved.