Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Please note that the HospiMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Parker Laboratories

Deascargar La Aplicación Móvil





Prueba en sangre para la presencia de anticuerpos autoinmunes podría ayudar a identificar a los pacientes de COVID-19 en riesgo de desarrollar enfermedad severa

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 14 Sep 2021
Print article
Imagen: Un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos autoinmunes podría ayudar a identificar a los pacientes con COVID-19 en riesgo de desarrollar una enfermedad grave (Fotografía cortesía de Life Science Alliance)
Imagen: Un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos autoinmunes podría ayudar a identificar a los pacientes con COVID-19 en riesgo de desarrollar una enfermedad grave (Fotografía cortesía de Life Science Alliance)
Un nuevo estudio detectó moléculas especiales de defensa del sistema inmunológico, llamadas anticuerpos autoinmunes, en la sangre de más de un tercio de los hombres y mujeres al momento del ingreso al hospital con un diagnóstico confirmado de COVID-19.

Entre los hallazgos del estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU (Nueva York, NY, EUA) se encuentra, que un subconjunto de estos anticuerpos autoinmunes que se unen al ADN o a un tipo particular de molécula de grasa, un lípido llamado fosfatidilserina, fueron más a menudo dos veces más abundante al comienzo de la infección por coronavirus en aquellos cuyas condiciones empeoraron rápidamente que en aquellos cuya salud no empeoró. Los pacientes con estos niveles elevados de anticuerpos autoinmunes tenían de cinco a siete veces más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave que aquellos cuyos niveles de anticuerpos estaban estables.

Las personas hospitalizadas con casos potencialmente mortales de COVID-19, dicen los investigadores, requirieron cuidados intensivos y un ventilador mecánico para ayudarlos a respirar, mientras que aquellos que tenían niveles más bajos de estos autoanticuerpos generalmente respiraron por sí mismos y se recuperaron en gran medida. El último trabajo se basa en la naturaleza de los anticuerpos, proteínas inmunes que atacan a las bacterias y virus invasores. Por el contrario, los anticuerpos autoinmunes atacan las propias células y moléculas de una persona infectada. Esto incluye lípidos y material genético, o ADN, que se sabe que se derraman en el torrente sanguíneo a medida que las células mueren a causa de una enfermedad, como la COVID-19.

Para el nuevo estudio, los investigadores examinaron las historias clínicas y los análisis de sangre de 115 hombres y mujeres blancos, negros, asiáticos e hispanos, hospitalizados por COVID-19 en los hospitales Langone de la NYU, entre abril y junio de 2020. Aproximadamente el mismo número tuvo enfermedad severa de la que sobrevivieron o murieron o no requirieron cuidados intensivos y se recuperaron rápidamente. Los resultados de las pruebas de más de 100 mediciones, como los niveles de oxígeno en sangre, las enzimas hepáticas y la función renal, se compararon con los niveles de anticuerpos autoinmunes. Los investigadores diseñaron el análisis para saber si los anticuerpos autoinmunes comunes estaban presentes en la COVID-19, como ya habían sugerido otros estudios en otras enfermedades infecciosas, y si las variaciones en los niveles sanguíneos estaban o no relacionadas con la forma en que las personas se enfermaban.

Los investigadores encontraron que el 36% de los participantes del estudio tenían anticuerpos autoinmunes cuando fueron admitidos en el hospital. Los niveles de anticuerpos anti-ADN y antifosfatidilserina se vincularon fuertemente a la gravedad de la enfermedad. Específicamente, el 86% y el 93% de los pacientes con niveles altos de anticuerpos anti-ADN y anti-fosfatidilserina, respectivamente, experimentaron COVID-19 grave. Los niveles de anticuerpos anti-ADN también se relacionaron con aumentos en la coagulación sanguínea (trombosis) y muerte celular (lisis), especialmente en el tejido muscular. Los investigadores dicen que en los casos más graves de COVID-19 se observaron tanto trombosis, que pueden provocar coágulos sanguíneos potencialmente mortales, como daño al tejido muscular, especialmente en el corazón.

Se necesitarán más experimentos para determinar si los anticuerpos autoinmunes son realmente la “causa o el efecto” de la coagulación de la sangre y la lisis celular observada en el estudio de su equipo. Si se determina que es la causa del daño celular, los nuevos tratamientos de COVID-19 podrían incluir inyecciones de anticuerpos de donantes sanos para diluir la presencia de anticuerpos autoinmunes. Otras terapias experimentales que están en consideración involucran antígenos biodegradables que se unen a anticuerpos autoinmunes y los neutralizan, pero no conducen a una reacción inmune de anticuerpos duradera por sí mismos.

“Los resultados de nuestro estudio muestran que los niveles sanguíneos iniciales de anticuerpos anti-ADN o antifosfatidilserina estaban directamente relacionados con la gravedad de la enfermedad en las personas con COVID-19”, dijo la investigadora colíder del estudio, Claudia Gomes, PhD, investigadora postdoctoral en NYU Langone Health.

“Si bien se necesitan más pruebas, nuestros hallazgos sugieren que una prueba para detectar la presencia de anticuerpos anti-ADN y anti-fosfatidilserina podría ayudar a identificar a los pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital que tienen mayor riesgo de necesitar cuidados intensivos y que deben ser monitoreados más de cerca”, agregó Marisol Zuniga, MS, también investigadora colíder del estudio en NYU Langone.

Enlace relacionado:
Facultad de Medicina Grossman de la NYU


Print article
Clear Image Devices
Radcal

Canales

Cuidados Criticos

ver canal
Imagen: El procedimiento de ablación por radiofrecuencia enfriada (C-RFA) (Fotografía cortesía del Dr. Félix Gonzalez/RSNA)

RFA enfriada alivia el dolor después del reemplazo de rodilla

Un nuevo estudio sugiere que la ablación por radiofrecuencia enfriada (C-RFA, por sus siglas en inglés) ofrece un alivio a largo plazo para el dolor crónico y debilitante después de la cirugía de reemplazo... Más

Cuidados de Pacientes

ver canal
Imagen: Sistema de flujo nasal alto Airvo 2 (Fotografía cortesía de Fisher & Paykel Healthcare)

Fisher & Paykel demuestran un sistema nasal humidificado de flujo alto para suministrar apoyo respiratorio en MEDICA 2021

Fisher & Paykel Healthcare (F&P; Auckland, Nueva Zelanda) demostraron su sistema de flujo nasal alto (NHF), Airvo 2, diseñado para brindar soporte respiratorio comprobado en MEDICA 2021.... Más

Negocios

ver canal
Imagen: En la MEDICA de este año, el MCHF presentará soluciones de vanguardia y celebrará sesiones sobre Internet de las Cosas Médicas (IoMT) (Fotografía cortesía de Prezi).

Foro de atención en salud MEDICA presentará soluciones de vanguardia

Los visitantes de la feria comercial MEDICA de este año verán innovaciones de primera línea para el progreso médico del mañana. MEDICA es la feria médica más grande del mundo con más de 5.... Más
Copyright © 2000-2021 Globetech Media. All rights reserved.