Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Please note that the HospiMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Comen Medical

Deascargar La Aplicación Móvil





Estudio encuentra que un medicamento contra la artritis de Roche, el tocilizumab, reduce las muertes en pacientes hospitalizados con COVID-19 severa

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 15 Feb 2021
Print article
Imagen: Tratamiento antiinflamatorio Actemra de Roche (Fotografía cortesía de Roche)
Imagen: Tratamiento antiinflamatorio Actemra de Roche (Fotografía cortesía de Roche)
Se ha descubierto que el tratamiento antiinflamatorio Actemra (tocilizumab) de Roche (Basilea, Suiza) reduce el riesgo de muerte cuando se administra a pacientes hospitalizados con COVID-19 grave.

El estudio Evaluación de la Terapia Aleatorizado de la COVID-19 (RECOVERY) realizado por investigadores de la Universidad de Oxford (Oxford, Reino Unido), también mostró que el tocilizumab acorta el tiempo hasta que los pacientes reciben el alta hospitalaria con éxito y reduce la necesidad de un ventilador mecánico. El ensayo RECOVERY ha probado una gama de tratamientos potenciales para la COVID-19 desde marzo de 2020. El tocilizumab, un fármaco intravenoso utilizado para tratar la artritis reumatoide, se agregó al ensayo en abril de 2020 para pacientes con COVID-19 que requerían oxígeno y tenían evidencia de inflamación. El reclutamiento para el grupo de tocilizumab se detuvo el 24 de enero de 2021 ya que, en opinión del Comité Directivo del ensayo, se habían inscrito suficientes pacientes para establecer si el fármaco tenía o no un beneficio significativo.

Un total de 2.022 pacientes fueron asignados al azar para recibir tocilizumab por infusión intravenosa y se compararon con 2.094 pacientes asignados al azar a la atención habitual sola. El 82% de los pacientes estaban tomando un esteroide sistémico como la dexametasona. El tratamiento con tocilizumab redujo significativamente las muertes: 596 (29%) de los pacientes en el grupo de tocilizumab murieron en un plazo de 28 días en comparación con 694 (33%) pacientes en el grupo de atención habitual, una diferencia absoluta del 4%. Esto significa que por cada 25 pacientes tratados con tocilizumab, se salvaría una vida más. El tocilizumab también aumentó la probabilidad de ser dado de alta con vida a los 28 días del 47% al 54%. Estos beneficios se observaron en todos los subgrupos de pacientes, incluidos los que requieren oxígeno a través de una mascarilla facial simple hasta los que requieren ventiladores mecánicos en una unidad de cuidados intensivos.

Entre los pacientes que no recibían ventilación mecánica invasiva cuando ingresaron al ensayo, el tocilizumab redujo significativamente la posibilidad de progresar a ventilación mecánica invasiva o de muerte del 38% al 33%. Sin embargo, no hubo evidencia de que el tocilizumab tuviera algún efecto sobre la posibilidad de un cese exitoso de la ventilación mecánica invasiva. En junio de 2020, el ensayo RECOVERY encontró que el esteroide dexametasona de bajo costo y ampliamente disponible reduce la muerte de los pacientes con COVID-19 grave. Esto se convirtió rápidamente en parte del estándar de atención que se brinda a todos estos pacientes. Se observó claramente que los beneficios del tocilizumab se sumaban a los de los esteroides. Los datos sugieren que en pacientes con COVID-19 con hipoxia (que requieren oxígeno) e inflamación significativa, el tratamiento con la combinación de un corticosteroide sistémico (como dexametasona) más tocilizumab, reduce la mortalidad en aproximadamente un tercio para los pacientes que requieren oxígeno simple y casi la mitad para aquellos que requieren ventilación mecánica invasiva.

“Los ensayos anteriores de tocilizumab habían mostrado resultados mixtos y no estaba claro qué pacientes se podrían beneficiar del tratamiento”, dijo Peter Horby, profesor de Enfermedades Infecciosas Emergentes en el Departamento de Medicina de Nuffield de la Universidad de Oxford e investigador en jefe adjunto de RECOVERY. “Ahora sabemos que los beneficios del tocilizumab se extienden a todos los pacientes con COVID-19 con niveles bajos de oxígeno e inflamación significativa. El doble impacto de la dexametasona más el tocilizumab es impresionante y muy bienvenido”.

“Los resultados del ensayo RECOVERY muestran claramente los beneficios del tocilizumab y la dexametasona para abordar las peores consecuencias de la COVID-19: mejorar la supervivencia, acortar la estancia hospitalaria y reducir la necesidad de ventiladores mecánicos. Si se usa en combinación, el impacto es sustancial”, dijo Martin Landray, profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Población de Nuffield, Universidad de Oxford e investigador jefe adjunto.

Enlace relacionado:



Print article

Canales

Negocios

ver canal
Imagen: En la MEDICA de este año, el MCHF presentará soluciones de vanguardia y celebrará sesiones sobre Internet de las Cosas Médicas (IoMT) (Fotografía cortesía de Prezi).

Foro de atención en salud MEDICA presentará soluciones de vanguardia

Los visitantes de la feria comercial MEDICA de este año verán innovaciones de primera línea para el progreso médico del mañana. MEDICA es la feria médica más grande del mundo con más de 5.... Más
Copyright © 2000-2021 Globetech Media. All rights reserved.